Familias Leonas TDAH Gualeguaychú

///Familias Leonas TDAH Gualeguaychú

Trastorno por Déficit de Atención, un fenómeno mucho más común de lo que se piensa

Se trata de un trastorno de carácter neurobiológico originado en la infancia, que implica un patrón de déficit de atención, hiperactividad y/o impulsividad. En la ciudad se conformó un grupo de padres que busca visibilizar el problema, concientizar y hacer valer sus derechos.


“El chico no atiende”, “no se concentra”, “no puede ser que esta nena no pueda quedarse quieta”, “este niño necesita límites”. Las opiniones se repiten, siempre son los mismos comentarios. Pero lo preocupante, o lo más preocupante, es cuando son los y las docentes quienes tienen este tipo de miradas respecto a niños que padecen trastornos de salud.

El conflicto del PAMI con las maestras de apoyo sirvió para visibilizar una problemática que, hasta ahora, no trascendía el ámbito familiar y médico. El grupo de padres TDAH se conformó hace apenas unas semanas y ya tiene más de una docena de familias que lo integran. El Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH) es el factor común. Igual que los prejuicios, la discriminación y las trabas que se encuentran al momento de convivir con el resto de la sociedad, que la mayoría de las veces no los comprende.

Florencia y Sebastián son padres de Santino, quien actualmente tiene 15 años, pero fue diagnosticado con TDAH a los 5. Dialogaron con ElDía sobre el grupo que conforman y la necesidad de educar a la población sobre este trastorno que “no tiene que ver ni con la falta de límites, sino con un problema de salud”.

“Es un trastorno que tiene que ver con una falla química del cerebro. La glándula hipófisis no segrega la cantidad suficiente de dopamina que el cerebro necesita para hacer la sinapsis cerebral. Entonces, no hay conexión entre la parte frontal del cerebro y la parte más primigenia”, explica Florencia, con la pedagogía que le ha dado su experiencia docente y el conocimiento médico de más de diez años de tratamientos, pruebas, diagnósticos, marchas y contramarchas.

“¿Qué resultado genera esto? Cuando al niño se lo exige, que preste atención por ejemplo, y no puede generar esa dopamina a través de la hipófisis, lo hace a través de los músculos: ese niño necesita movimiento continuo. Entonces, nos va a quedarse quieto en el aula, por la sencilla razón que cuando más se lo exija más va a moverse para generar eso que su cerebro no puede”, agrega la maestra de educación primaria. “Hacen y después se dan cuenta”, explica, simple, Sebastián.

Igual que en el caso de otros trastornos del desarrollo, los padres deben lidiar, y en muchas de las veces padecer, con las obras sociales. Las coberturas de psicólogos, psicopedagogos o maestros de apoyo son fundamentales para estos chicos, imprescindibles para un crecimiento lo más armónico posible. Pero las respuestas se dilatan en el tiempo o muchas veces ni siquiera llegan.

“Como es considerado un trastorno y no una enfermedad, cuando se cubre es por reintegro. Y los pagos demoran muchos meses, y las profesionales tienen que cobrar. Nosotros –como tantos otros– tenemos la suerte de tener profesionales que siguen haciendo su trabajo por amor, por compromiso. Porque el último reintegro del Iosper es de mayo”, cuenta Sebastián. Y pone énfasis en lo “imposible” que les resulta costear los tratamientos de su hijo por cuenta propia. “Tenemos más de 20 mil pesos mensuales fijos, y eso que nuestro hijo no está haciendo todos los tratamientos que necesita, como el psicólogo”, indica.

Los desafíos que vienen

“Por lo general, los chicos con TDAH son vistos como los revoltosos del aula, a los que no se puede manejar. Pero es mucho más profundo que eso”, relata Florencia, y recuerda cuando “en la escuela nos decían que teníamos que ser más restrictivos, que no lo estábamos tratando como corresponde; después de eso viene la culpa, el llanto de noche, hasta que, después de mucho, dieron con el diagnóstico acertado”.

“En primer grado le habíamos sacado la tele, los juegos, todo, para que haga caso. Es muy estresante y angustiante, porque nosotros, como padres, hacemos los imposible y mucho más para que ellos estén bien, pero sin el acompañamiento profesional no alcanza”, agrega Sebastián.

“El problema más grave es que si los chicos no son tratados debidamente, pueden terminar muy mal, porque nunca logran de adaptarse socialmente”, explica Florencia.

El grupo de padres conformado en Gualeguaychú se puso como primer objetivo la formación docente, para que los educadores cuenten con más herramientas en el aula. Para ello buscan generar una instancia de diálogo con el Consejo General de Educación (CGE). Además, a nivel nacional, los diferentes grupos comenzaron a hacer diversas acciones de concientización y visibilización para que el Congreso de la Nación contemple el proyecto de ley ya presentado, que enmarca los derechos de las personas con TDAH.

El Dato

Es frecuente que el TDAH se reconozca en los niños cuando comienza la educación primaria, coincidiendo con dificultades en el rendimiento escolar y la presentación de disfunciones sociales

El Dato

El TDAH es de carácter crónico y afecta entre un 5 y un 10 por ciento de la población mundial

Contacto

Grupo en Gualeguaychú

3446 555067 (Florencia)

2019-11-17T11:29:30-03:0017/11/2019 11:29:30 AM|Categories: Prensa|0 Comments

Leave A Comment